Alta disponibilidad

Los sistemas diseñados e implementados como “Alta Disponibilidad” tienen la capacidad de asegurar la continuidad operacional del core de su negocio.

La planificación de la disponibilidad de los sistemas y el diseño de arquitecturas que garantizan la continuidad, son acciones estratégicas con impacto directo en la rentabilidad y supervivencia de las organizaciones. Calcule el coste económico y la pérdida de prestigio provocados por la falta de servicio de su organización provocada por una caída de sus sistemas. Compárela con la inversión en una infraestructura de alta disponibilidad. Comprobará que es una de las inversiones más rentables.

En Grupo Trevenque trabajamos con soluciones de alta disponibilidad de los fabricantes líderes del mercado, por lo que siempre le recomendaremos la solución que mejor se adapte a sus necesidades independientemente del fabricante.

Beneficios

Reducción del riesgo frente a caídas inesperadas de los sistemas. Minimiza las pérdidas económicas por medio de la recuperación rápida de los procesos, sistemas, datos y redes
Reducción de costes de mantenimiento Eliminación de costes accidentales y fuera de presupuesto
Mayor aprovechamiento de los recursos humanos, reduciendo las tareas no planificadas

 

Descripción

El diseño e implementación de Sistemas de Alta Disponibilidad, se basa en los siguientes aspectos:

  • Evaluación de riesgos: Evaluar los riesgos ligados al funcionamiento incorrecto o fallo de alguno de los componentes de un sistema informático permite anticipar los medios y medidas que evitan incidentes o que restablecen el servicio en un tiempo aceptable, minimizando las pérdidas de productividad que afectan al desarrollo del negocio. Un sistema informático puede fallar por: causas físicas (de origen natural o delictivo), desastres naturales (inundaciones, terremotos, incendios), causas ambientales (condiciones climáticas adversas, humedad, temperatura), fallos materiales, fallos de la red, cortes de energía, causas humanas (intencionadas o accidentales), error de diseño (errores de software, aprovisionamiento de red insuficiente.
  • Tolerancia a errores: La tolerancia a errores es una solución que mantiene sus procesos de TI críticos disponibles y resistentes en caso de problemas inesperados. Consiste en configurar mecanismos de redundancia duplicando los recursos críticos. Cuando uno de estos recursos falla, los otros siguen funcionando, mientras los administradores del sistema solucionan el problema.
  • Copia de seguridad: La configuración de una arquitectura redundante asegura la disponibilidad de los datos, pero no los protege de los errores cometidos por los usuarios ni de desastres naturales. Por lo tanto, es necesario prever mecanismos de copia de seguridad (lo ideal es que sean remotos) para garantizar la continuidad de los datos. Además, un mecanismo de copia de seguridad también se puede utilizar para almacenar archivos, es decir, para guardar datos en un estado que corresponda a una cierta fecha.
  • Recuperación: Soluciones que ayudan a restablecer los procesos, sistemas, datos y redes en caso de ocurrencia de caídas.
  • Gestión de crisis: Asistencia in situ y dirección técnica en caso de fallos mayúsculos, con una gestión planificada de la crisis, coordinando empleados, comunicaciones y logística garantizando la salida de la crisis en el menor tiempo y mayor éxito.